¿Qué son las necesidades relacionales?

Todas y todos hemos sentido las necesidades relacionales en muchas ocasiones aunque no le hayamos puesto nombre o no sabemos explicarlo exactamente…

Estas necesidades nacen en nuestras relaciones y se acentúan más en nuestras relaciones significativas. Nos acompañan toda la vida desde la infancia hasta la vejez.

¿Qué son las relaciones?

Nos relacionamos continuamente desde que estamos en el útero materno. Nos relacionamos con todo lo que está a nuestro alrededor incluso con nosotras y nosotros mismos.

Las relaciones se crean cuando entramos en contacto con un objeto, experiencia, trabajo, persona, animales, plantas, planes, sueños, etc. Si nos ponemos a pensar… nuestra vida está construida de diversas y múltiples relaciones. Cuando entramos en contacto se crea un vínculo con esa otra parte y a su vez, aparece un componente afectivo. Este elemento afectivo es la base que nos une y nos mantiene en relación y contacto con «el otro».

Esta afectividad que nos une y crea el vínculo es un continuo flujo de diferentes sensaciones y emociones en relación conmigo y con la otra parte. Puedo sentir tristeza, miedo, alegría, rabia, etc… y todo este flujo emocional va a construir la historia de la relación.

¿Cuáles son las Necesidades relacionales?

Antes de empezar a nombrar las necesidades relacionales me gustaría comentar sobre una maravillosa aportación que hizo en el campo de la neurociencia Daniel Siegel (médico estadounidense; y, profesor clínico de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la UCLA). Me estoy refiriendo a la teoría de la Neurobiología Interpersonal. No voy a explicarla, pero sí que quería comentar que la neurobiología interpersonal define el bienestar mental en términos de una integración entre estos elementos que conforman la experiencia consciente. Si os interesa el tema y queréis saber más sobre la Neurobiología Interpersonal, os dejo este link para que podáis indagar mejor.

Ahora bien, Richard Erskine (psicólogo clínico) fue el que nombró las ocho necesidades relacionales básicas para nuestro bienestar y crecimiento en nuestras relaciones. Y lo más importante… poder estar en relación con autonomía y no dependientes de la misma. Porque cuando nuestras necesidades relacionales están cubiertas podemos adquirir autonomía en la relación; de lo contrario, cuando las necesidades son insatisfechas nos genera dependencia.

A continuación, vamos a enumerar y comentar brevemente cada una de las ocho necesidades relacionales.

  • La necesidad de Seguridad: necesitamos sentirnos seguros en nuestras relaciones. Es la necesidad básica que tiene que estar cubierta para que la relación sea funcional y podamos crecer satisfactoriamente.

  • La necesidad de Validación: sentirnos valiosos y validados. La presencia de alguien que nos reconoce y valora nuestro sentir y experiencias. Cuando esta necesidad está satisfecha nos permite poder construir confianza en nosotros mismos.

  • La necesidad de Aceptación: esta necesidad está cubierta cuando sentimos que la otra persona nos protege, nos cuida, nos apoya y por tanto, nos proporciona estabilidad.

  • La necesidad de Hacer Impacto: necesitamos sentir cuando estamos en relación con el otro que hay un interés a través de la escucha, de preguntas y de emociones… Esta necesidad está cubierta cuando existe una presencia en ese contacto y que nos tienen en cuenta.

  • La necesidad de Autodefinición: es la comunicación de la identidad elegida por uno mismo mediante la expresión de preferencias, intereses o ideas. Significa mostrarnos tal y como somos y de recibir reconocimiento y aceptación por el otro de nuestra propia singularidad.

  • La necesidad de experiencia compartida: es la vivencia de estar en relación con el otro y compartir similitudes a través de experiencias, ideas, planes, gustos, etc. Cuando se satisface esta necesidad es cuando se crea un sentimiento de pertenencia.

  • La necesidad de que el otro tome la iniciativa: cuando se produce un acercamiento emocional o de interés humano por parte de la otra persona sin haberlo pedido, nos afianza que es una relación significativa.

  • La necesidad de expresar afecto, gratitud y reconocimiento: estos tres componentes se expresan de manera natural en las relaciones cuando el resto de las necesidades relacionales están cubiertas.

Ahora que hemos leído las diferentes necesidades relacionales podemos ser conscientes de cuáles están cubiertas y cuáles no en nuestras relaciones más significativas. Las relaciones se construyen gracias a dos elementos principalmente y es responsabilidad de todas y todos cuidarlas para cuidarnos.

Gema Ortiz, Psicóloga, Psicoterapeuta Humanista y Educadora Infantil.

Cualquier consulta www.aliendu.com